La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 23 de marzo de 2009

Oigo un ruido de sables






Oigo un ruido de sables,
la citara desnuda en las hojas de la noche,
ahora en mitad del páramo
un lobo deja sus huellas olisqueando el aire.




F


11 comentarios:

Maria Varu dijo...

Y es que la noche puede albergar lo más dispar, desde la cítara acompasando el alma hasta los sables cortando la oscuridad.

Besos

elisa dijo...

wowow
segundo lobo que me topo esta noche...
mujerluna:)

Elisa Berna Martínez dijo...

Sables o dentelladas, el filo de la noche es siempre cortante.

Un abrazo!

ynarud dijo...

Haaaay !!! que me "namorau" del lobo. Esa mirada... peligrosa

un bes

b.

ybris dijo...

Fieras de la noche.
A veces más dan deseo que pavor.

Abrazos.

Gubia dijo...

Qué bonito, la noche siempre guarda algo hermoso aunque lo vista de misterio.Un abrazo.

Lucía dijo...

En un momento me has llevado a la estepa rusa.

Un abrazo.

entrenomadas dijo...

Un lobo muy listo y muy misterioso.


Kisses,

M

fgiucich dijo...

Ruídos que aterran. Abrazos.

Olga B. dijo...

Huele nuestro miedo.

Laura Gómez Recas dijo...

Bello.
Describir el alma a través de los sentidos que despiertan a la noche.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog