La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 15 de marzo de 2009

Faro VII






Rodéame de luz,
soy un faro dormido por la ausencia,
ese estruendo de vigilia me delata.
Solo, habito el deseo
como el océano su hondura.
Camino descalzo por la playa,
el frío se desnuda conmigo,
las sombras carecen de tus manos
y se ciernen como la nieve
entregadas a mi cintura.
No temo, cada vez temo menos,
soy el guardián del abandono,
el quejido y el sabor del amanecer
todavía perdura en mi mirada.



Publicado en El crónista de la red



12 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

¡Cuánta soledad y abandono se desliza por estos versos! Sensaciones tan cercanas...
Laura

Ego dijo...

Yo no soy nadie sin honduras.
Me he guardado los deseos
y les he cambiado el nombre.
Un (b)eso libre

Olga B. dijo...

"No temo, cada vez temo menos"
Tal vez por eso me gusten los faros, ayudan a que se vaya el miedo, no parecen temer.
Hombres o faros, lo mejor es la posibilidad de un poco de luz cuando haga falta.

ybris dijo...

Impresiona la soledad del faro en medio de su estruendo de vigilia.
Ya me había encantado en el "Cronista".

Abrazos.

marea@ dijo...

Solitarias letras... que me hacen sentir hasta frío... aunque reconozco que me encanta el paisaje y un poco quizás también la situación de soledad a solas con ese mar.

Un abrazo amigo. Marea@

luisa dijo...

Los versos palpitan entre las olas y el frío de la madrugada. Detrás de todo está la soledad, fiel compañera de los corazones eremitas. Bello poema.

Un beso, Sarría.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

ser faro ya es un contundente comienzo
sin duda muchas vendrán a tu haz

FELIZ LUNES

ynarud dijo...

Aisssssssssssssss, mira que soy rara. Tengo que decir que los Faros, son mi debilidad. Me gustaría poder, "vivr" en un faro. Y egoistamente, pensar que las olas, siempre vendrian a mi...

"Rodéame de luz,
soy un faro dormido por la ausencia,
ese estruendo de vigilia me delata."

;)

Zarela dijo...

De luz te rodeas, como queriendo abrazar todo a tu alrededor, llamando la atención de quien tú deseas, y aun que solo, ahí te ven, a distancia, a miles de kilómetros desde el otro extremo. El sol se precipita para acompañarte.
Me encantaron las palabras para describir. Cariños

fgiucich dijo...

La ausencia que enceguece. Abrazos.

marisa dijo...

Y el faro de la ausencia ilumina el camino a los perdidos, a los que naufragan, a los que no saben cómo volver, Tus versos son el norte.besos

irene dijo...

Este último faro, aunque lleno de ausencias y soledad, es tan bello como los seis anteriores,
...no temo, cada vez temo menos...
espero otros faros que iluminen más instantes.
Besos.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog