La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 6 de marzo de 2009

Efecto Fohen





Trepo por tus caderas, soy la hoz que derriba,
un tumulto de voces
que en tu piel escribe el verso mágico de tu deseo,
ahora que la noche de Madrid te sabe a estrellas
entre las sábanas de un hotel de carretera.
No importa esta resaca mía,
ni siquiera que los dos hayamos llegado tan lejos
para derribarnos entre las paredes tristes de un dormitorio.
Eres tan sincera como las marcas de tus uñas en mi espalda
o ese mordisco que me has dejado en el cuello,
para ser justo contigo debería volver a buscarte
cuando la tormenta vuelva a traer el lado húmedo del tiempo.



F



10 comentarios:

ybris dijo...

Terrenos conquistados entre tristes paredes de hoteles de carretera.
Volverá una tormenta a traer el lado húmedo del tiempo.
Ojalá vuelva también el encuentro entonces.

Abrazos.

Margot dijo...

De encuentros entre tristes paredes, sin embargo tanta luz...

Un abrazo, Fernando.

Noelplebeyo dijo...

Puede que vuelvas...

irene dijo...

Que vuelva todo lo bueno que tenga que volver, pero sólo lo bueno, por favor.
Besos.

AriaDna dijo...

trepa, sigue trepando hasta llegar donde quieras

hermosa foto

muack

fgiucich dijo...

Un encuentro que será inolvidable por mil motivos. Abrazos.

Yeli dijo...

Encuentro apasionadamente...inolvidable!
Un abrazo
Yeli

Noray dijo...

A veces, esos encuentros y desencuentros hacen los mejores poemas.

Saludos

MarianGardi dijo...

Las gatas suelen dejar su marca en las piezas que cazan.
Bella experiencia para el recuerdo de un poeta y buena composición erotica

MIZPAH dijo...

Tal vez si la encuentras, sus dientes ya no sean los mismos...
Besos.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog