La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 29 de abril de 2018

Sujeto este silencio lleno de una perturbadora vigilia.









Sujeto este silencio lleno de una perturbadora vigilia.
Sostengo en la búsqueda diaria de la incertidumbre
un lugar donde encontrarte,
encontrarnos
y saber que desde hoy hasta la urgencia de una mirada
tendré varios minutos para hablar,
hablar de todo y sin embargo mantener vivo el silencio.
Así es recorrer la noche, las ciudades donde mis pies me llevan,
perderme en París, Venecia o Lisboa,
templar mi corazón en Praga o en Florencia,
deshacer mis nudos,
mover el aire, respirar la lluvia,
caer en el agua de sus ríos cenagosos,
andar por sus plazas vacías, su misterio,
sin lumbre, sin dolor,
cruzando los puentes donde se ahogan los sueños,
donde todavía hay candados de amor y flechas que señalan al cielo.
Perderme en las viejas calles de las ciudades que amo,
ese es el laberinto, un icono de imágenes y voces,
sabiendo que no existe la verdad, solo el recuerdo,
el sabor y el aroma, la música y el reconocimiento exacto de la piel...
caer despacio sobre la soledad
como derribando un muro,
ser una estatua, una torre albarrana ante la oscuridad.
Vigilo la noche, su silencio, mis huellas mortales, mi ínfima eternidad...
ahora escucho y espero solo la palabra y el canto de un mirlo.



f.



No hay comentarios:

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog