La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

lunes, 2 de abril de 2018

Me vuelco en el abismo como las hiedras caen por los balcones









Me vuelco en el abismo como las hiedras caen por los balcones.
He sembrado de sílabas tu cuerpo, el aire, la noche.
Canto salmos, la luz vuelve detrás de los montes,
yo siento el paso, el roce de la serpiente.

Tengo una llaga abierta que recuerda todo lo que he vivido.
Escucho la voz germinal de los ancestros.
Los pájaros, el paso de las nubes...
Suena el timbal y el aroma del incienso impregna las calles.

Yo amo este inciso de silencio,
este morir transido de pequeñas emociones.

Sé que llega el aviso, el adviento, la urgencia de la palabra,
mientras abril se despereza como un gato hambriento
hurgando donde sabe que dejó su última huella.



f.



No hay comentarios:

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog