La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

domingo, 6 de agosto de 2017

No comprendo el devenir de las mareas








No comprendo el devenir de las mareas,
sus horas de relatos, sus horas de silencios,
sus pérdidas, sus huidas fugaces hacia el bosque,
la verdad tibia de unas caricias
o el momento en que las manos
deciden el freno y la distancia,
quedando solo la última canción tarareada,
sin apenas letra en que encontrarnos
y que pasa de ser taracea a dolor en la memoria.
Buscamos desde el principio
como si todo fuera tiempo y no maleza,
como si todo fuera un hilvanado caerse en uno u en otro,
allí, a ese lado de la vida
donde resurgen todos los misterios,
los jeroglíficos del cuerpo
y la senda ponderada y rancia que conlleva la razón,
cuando nos hundimos en la urdimbre de los versos
o a peso caemos en el barro
por una conversación intrascendente.
¿Qué hay después de todo,
cuando al mirarnos cara a cara,
solo percibimos la lluvia y las lágrimas,
ese quejido interminable
que trae desde el principio de los tiempos la soledad?
A veces cruzo la espesura de los labios y grito fuerte
como si en mitad de los desiertos
todavía hubiera almas germinando,
lumbres que nunca se apagan,
sueños que te recorren como un escalofrío.



f.



No hay comentarios:

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog