La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

Contribuyentes

viernes, 23 de junio de 2017

En esta estancia de voces y de sombras









En esta estancia de voces y de sombras,
la soledad no es más que una de las verdades expuestas en los libros.
El anaquel donde se guardan las especias
tienen todo los silencios recogidos,
el almizcle de los sueños
y el sabor de cada durazno que se comió mi boca.
Casi he urdido un plan de suicidio,
el que trae la muerte entre unos muslos
como una cruel y deliciosa serpiente que me anilla a su victoria.
Casi he escrito diez o doce epitafios,
ninguno hace sombra a los árboles que me guardan
y son solo el humus hecho de sílabas y recuerdos.
Hay muelles vacíos, sin barcos,
andenes por los que dejaron de pasar expresos de la noche
y aeropuertos sin destino donde espera sin saber por qué mi juventud.
Tranquilos, escucho un sonido de campanas,
es todavía mediodía,
su tintineo no es a difunto,
llaman a alabar a un dios
que no sabe que tiene entre sus manos.
Un dios vacío como su esfuerzo de recogernos en un aprisco
mientras nos bendicen con su liturgia.




f.










No hay comentarios:

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog