La poesía es un arma que se dispara sola como el amor de un loco

miércoles, 31 de octubre de 2007

Racimo apasionado






Fotografía tomada del fotógrafo debenport.







Te haces dura ante mis ojos

pero me amagas con un beso en los labios,

y caes cautiva del olor de mi cuerpo

y el ansia de mi sangre

palpitando junto a ti.



****************



Tu cuerpo inundado se rebela

como si con la yema de mis dedos

en tu piel se despertaran todos los milagros.




****************



Se consagra la noche a tu cuerpo

cada vez que me recuerdas

y te anidas en la humedad

que se lleva el mediodía.



*************



Bebo en tus ansias

junto al lado perfecto del olvido.

Viento, agua, fuego,

casi todo lo tienes

al borde de los ojos

pero todo se hunde con nosotros

en las arenas de la piel y del deseo.

Siempre nos quedará Casablanca...

Ya veis que es otoño...



martes, 30 de octubre de 2007

Foto-Poema 78



La piedra de la vida




Hay un muro en el cielo que me ama,
de sus piedras construyo mi castillo.
Cuando me desea se enaltece y me hiere,
me llama en el oscuro y sombrío de la noche
para acariciarme con manos de pétrea frontera
y besarme en la humedad de mi silencio.






¿Qué hace que la huella de un pie ahonde en el precipicio de un beso?
Guardo un rastro de fragancias perdidas entre tus manos
y un quebrado vértigo me hace respirar el olor de tu cuerpo.










Vendrá el amanecer, tal vez ya no este junto a tu cama,
en este rocoso sueño he visto romperse los deseos
y alzado al cielo, un relámpago, anuncia la lluvia.









Todas las pérdidas ilusiones se dibujan en tu rostro y en el mío,
cada vez me recuerdo más a los viejos desvanes
donde cruzando las sábanas tendidas
encontrábamos un mundo de colores.


Fotografías de M. A. Latorre

Laura de Lluis Llach

Todos deberiamos tener vari@s Lauras en nuestra vida...





Letra de Laura

I avui que et puc fer una cançó
recordo quan vas arribar
amb el misteri dels senzills,
els ulls inquiets, el cos altiu;
i amb la rialla dels teus dits
vares omplir els meus acords
amb cada nota del teu nom, Laura.
M’és tan difícil recordar
quants escenaris han sentit
la nostra angoixa per l’avui,
la nostra joia pel demà...
A casa enmig de tants companys,
o a un trist exili mar enllà,
mai no ha mancat el teu alè, Laura.
I si l’atzar et porta lluny,
que els déus et guardin el camí,
que t’acompanyin els ocells,
que t’acaronin els estels;
i en un racó d’aquesta veu,
mentre la pugui fer sentir,
hi haurà amagat sempre el teu so, Laura.

(Traducción al castellano:
Y hoy que puedo escribirte una canción
recuerdo cuando llegaste
con el misterio de los sencillos,
inquietos los ojos, el cuerpo altivo.
Con la sonrisa de tus dedos
llenaste mis acordes
con cada nota de tu nombre, Laura.
Me es muy difícil recordar
cuantos escenarios han vivido
nuestra angustia por el hoy,
nuestra alegría por el mañana...
En casa, entre tantos compañeros,
o en un triste exilio allende el mar
nunca ha faltado tu aliento, Laura.
Y si el azar te lleva lejos
que los dioses guarden tu camino,
que te acompañen los pájaros,
que te acaricien las estrellas.
Y en un rincón de esta voz
mientras pueda hacerla oír
siempre estará escondido tu sonido, Laura.)



La letra en el catalán original y en castellano proceden de la web oficial de Lluis Llach (© Edicions l’Empordà)

lunes, 29 de octubre de 2007

París se cubre de puentes


Poema para felicitar a Ybris






La felicidad del vacío

Aunque piensen que somos, tú, yo y otros,
etiqueta de un anhelo imposible,
versos dibujando una emoción,
- esa confusa masa invisible de vibraciones
que nos hace morir y revivir a cada instante,
bajo un adiós, una mirada fiel, una caricia del viento,
el cuerpo que te ha dejado callado e inquieto
o el sencillo recorrido de una sombra por un muro-,
sé que en cada palabra,
cortada de la piedra inmóvil de tus entrañas
con el cincel de tus manos augustas
y a veces temblorosas,
hay unas lágrimas que se abren paso hacía nosotros,
mezcladas de desdicha o de felicidad,
pero siempre tienen la fragancia de tu piel
y el vacío que sin ellas tú te dejas.




Fotografía de J.A.Melendo

domingo, 28 de octubre de 2007

Poemas de un viaje . Pompeya y Herculano




Pompei y Erculano



Sé que la soledad también tiene una mirada.




Dejad la vida, los sueños.
Dejad atrás todo lo que nos hace diferentes,
despidárnonos de la noche y del día
y caigamos en el laberinto de la eternidad.

Todo se lo llevó la incandescente ceniza,
un río interminable de fuego que fraguó el olvido.
Ahora, cerca de dos mil años después,
ante el asombro de mis ojos,
el silencio me habla.
Las deformadas losas de las calles
me transportan por un reguero de historia.
Soy solitario poseedor de sus palabras
y presiento que no todos los que las admiran
escuchan con pausado regocijo su relato.
Mientras, como siempre lo han hecho,
vigilantes de las ruinas,
las verdes lagartijas
corren nerviosas ante mis pasos
y buscan escondites entre los huecos
que dejan las mancilladas piedras,
también en sus ojos vigila la historia.


Sigo con Silvio...El sol no da de beber

Debe ser este octubre...






El sol no da de beber



Al tibio amparo de la 214
se desnudaba mi canción de amor:
llegaba el día, indiscreto y torpe,
y la belleza nos hacía más pobres,
más esclavos de la ronda del reloj.

Así pasaron los momentos locos,
así pasaba la felicidad:
huyendo siempre de mirada de otros,
entretejiendo un universo loco
de caricias dudas y complicidad.

Toma de mi todo,
bébetelo bien,
hay que ayunar al filo
del amanecer.
Toma de mi todo
y todavía más,
hay que esperar un largo
no de claridad.
Toma de mi todo
cuanto pueda ser.
El sol no da de beber.

A los tristes amores mal nacidos
y condenados por su rebelión
daré algún día mi canción de amigo
y fundiré mi vino con su vino
sin perder el sueño por la excomunión.

Y a quién me quiera incinerar los versos,
argumentando un folio inmemorial,
le haré la historia de este sol adverso
que va llorando por el universo
esperando el día que podrá alumbrar.

Toma de mi todo,
bébetelo bien,
hay que ayunar al filo
del amanecer.
Toma de mi todo
y todavía más,
hay que esperar un largo
no de claridad.
Toma de mi todo
cuanto pueda ser.
El sol no da de beber.

Lo fugaz y lo provisional






Todas las noches ayuna el hambre.

Prefiero que mantengas el color de la noche

a que te acuestes sombreada de lunas.

Cae una lluvia tenue sobre las calles.

Apenas siento su húmeda sonrisa

pero sé que mis huellas se deshacen,

poco más o menos,

cada tres o cuatro veces que respiro.

Lo fugaz y lo provisional.

Resaltan las luces entregadas en miles de abanicos,

en el suelo fallecen al ritmo de mi sombra,

ellas tampoco dejan huella después de mi paso.



Fotografía de J.A.Melendo

sábado, 27 de octubre de 2007

Con diez años de menos....Silvio Rodriguez

Como estoy nostálgico, ya sé que diréis ¡siempre!...y para agradecer a Eryx su canción, pongo esta...para tod@s...feliz fin de semana.






Con diez años de menos



Si fuera diez años más joven, qué feliz
y qué descaminado el tono de decir:
cada palabra desatando un temporal
y enloqueciendo la etiqueta ocasional.

Los años son, pues, mi mordaza, oh mujer;
sé demasiado me convierto en mi saber.
Quisiera haberte conocido años atrás
para sacar chispas del agua que me das,
para empuñar la alevosía y el candor
y saber olvidar mejor.

Esta mujer propone que salte y me estrelle
contra un muro de piedras que alza en el cielo
y como combustible me llena de anhelos,
de besos sin promesa y sentencias sin leyes.

Esta mujer propone un pacto que selle
la tierra con el viento, la luz con la sombra;
invoca los misterios del tiempo y me nombra.
Esta mujer propone que salte y me estrelle
sólo para verle,
sólo para amarle,
sólo para serle,
sólo y no olvidarle.

Con diez años de menos, no habría esperado
por sus proposiciones y hubiera corrido
como una fiera al lecho en que nos conocimos,
impúdico y sangriento, divino y alado.

Con diez años de menos, habría blasfemado
con savia de su cuerpo quemaría los templos
para que los cobarde tomaran ejemplo.
Con diez años de menos, hubiera matado
sólo para verle,
sólo para amarle,
sólo para serle,
sólo y no olvidarle.

viernes, 26 de octubre de 2007

Todo me recuerda a Venecia

Siempre he amado este tema de la película "Anónimo Veneciano"..el adagio de Marcelo...hoy os dejo mis palabras y mis silencios.







Todo me recuerda a Venecia.


Todo me recuerda a ti.


Cruza la lluvia del otoño mi rostro con tu nombre


y en el acoso de la soledad


las calles se tiñen en sus charcos


con la púrpura de tu cuerpo desnudo en aquella ventana


en que te besaba un crepúsculo de verano.


Hay una gran parte de mí que apenas te ha olvidado


y no se esconde entre las sábanas


reclamando tu piel y tu deseo.

De la fugacidad de una mirada




Hoy, he fracasado nuevamente, ¿cuantas veces llevo sin victorias?, no lo sé, a veces enamorarse fugazmente de las cosas, de todos los paisajes que me conmueven es menos difícil que en la noche todavía del día poder mirar a los ojos a una mujer que en la calle te pregunta por la calle Picaso.
Pero debo ser como soy, lleno de fugaces chispazos de deseo y de habituales palabras que me acosan. Sí, todas las mujeres hermosas me hacen volver la cabeza y pensar en ellas me despierta versos, ¿será mi deseo hambrienta necesidad de mis poemas?, no sé, pero también me enamora una risa, un niño corriendo con su perro, el ciego que me vende su ilusión, el vaivén de las hojas de los árboles, el cielo, las nubes, el ruido de los zapatos, el silencio de un abuelo…cada cosa que hace que mi pensamiento lo envuelva por un instante. Así soy yo, si un día me veis mirándoos con la fijeza extraña de aquel que os desea, no lo dudéis estoy repasando en mi memoria un verso para vosotr@s.

jueves, 25 de octubre de 2007

FotoPoema - 77


El bosque privado









Quien no ame el amanecer del bosque

no sentirá la abierta herida,

esa que tú y yo hemos curado

en la urdimbre de la piel.








Vencí el dolor,

y mis manos sujetaron tu cuerpo

en el vaivén del deseo

el día en que el alba renació en ti.








Subo frondoso por la escalinata de tu cuerpo,

en ella se atesora el bosque de susurros

y los pájaros del deseo me reciben

con su aleteo de alegre frenesí.







Queda mucho para respirar,

detrás de este silencio

nos cabe un denso aroma

y un sueño sereno y compartido.




Fotografías de Miguel Ángel Latorre

Sueño de otoño


Hoy he tenido un sueño.

Me encontraba de noche en el jardín de mi terraza, rodeado por la soledad como tantas veces me pasa. Sentado, mirando el cielo, veía el cinturón de Orión despuntando en el este y me conmovía volver a encontrarme con mis viejas estrellas. De pronto sentí la presencia extraña y luminosa de un auriga con unos hermosos caballos blancos. Me miro, poco a poco se alejo camino de la luna que ensortijada en una sábara roja se ausentaba de mi. Me dije mi pasión última por lo helenístico estaba haciendo que me volviera loco, pero caí en la cuenta del pétreo silencio que me envolvía, y entonces comprendí el misterio, se había muerto el grillo del jardín, el último vestigio del verano. La desolación se apodero de mí, ¡cuanta tristeza podía reunir en el sueño!.
Me vino a la memoria un poema que escribí ayer:

Hay flores todavía en el jardín,
en este otoño acaso tengan los días contados
y ellas lo sepan por el aliento
que las noches les depara.
Pero me conmueve su fragancia,
casi más, que aquellas,
que avanzada la primavera me buscaban.


Me desperté, ella dormía a mi lado y sin pensarlo, metí mi mano en su pijama, necesitaba sentir el calor húmedo de su cuerpo, estaba cerca de su sexo, sí, pero no, no era deseo lo que me impulsaba, ahora necesitaba sentir calor humano.


fotografía de J.A.Melendo

miércoles, 24 de octubre de 2007

Guarda tu piel


Fotografía tomada de http://www.debenport.com/

Guarda tu piel

requiebros de la sangre

y ese silencio fiel

que me desarma.


En noches como esta,

apenas puedo

deshacerme en el agua

en que tu cuerpo me desea,

y ser amante oscuro

llevado en vuelo por tus alas,

y entre un barullo de sábanas, perdido,

recuperar el alba,

varado en mitad de la playa

en que tu mar, dormido,

me abandona.

martes, 23 de octubre de 2007

Poemas de un viaje : Nápoles







Mirada a Nápoles


Nápoles es el olvido.

En el rencor de sus piedras

se guarece el sueño de la historia.

El mar le reserva una mirada azul,

pero ella se despereza por sus colinas,

mientras el Vesubio duerme su muerte profunda,

y rehuye el contacto precioso de las aguas.



Nápoles mantiene una respiración oscura,

de calles pobladas de basura y blasones de tiempo,

donde los niños juegan con la suerte de sus manos

y las grandes coladas tendidas

en los enfilados senderos a la cumbre

son como las banderas multicolores de una extraña fiesta,

todo forma una selva de penumbra, ruina y vida.



Canciones en las noches de las trattorias,

embelesando los acordes de las viejas guitarras

y un rumor de lamento en las sombras tristes de sus palacios

abandonados al fin en el afán de la nostalgia.



Nápoles es un bullicio,

un caos de sangre que palpita,

lluvia perpetua

que arrastra todos los silencios

y cuando te alejas de ella

algo tuyo e intimo se queda

entre sus callejuelas y plazas.

lunes, 22 de octubre de 2007

Entre tus senos



Fotografía tomada de http://www.debenport.com/



Entre tus senos mi deseo se hace amante,


cubierto lienzo de mis dedos sobre tu piel estremecida.


Son recogidos, besados, lamidos,


tanteada su luz en la noche


hacen girar los astros al ritmo incesante


de sus areolas sonrosadas.


Crece el gemido de tu cuerpo,


llevando en su marea todos los olvidos,


todos los versos que mis labios les regalan.

FotoPoema - 76



Río IV


Nada ni nadie corriente cruza el matiz de tu soberbia,

pero hay demasiado en juego para que no te lo diga:

sigues siendo una parte insignificante de mi.



Fotografía de Miguel Ángel Latorre

domingo, 21 de octubre de 2007

Poemas de un viaje : Taormina






Mirada a Taormina


Será el quehacer inquieto
que el mar ha dibujado ante mis ojos,
azul descrito en tonos de valores puros;
el desafío del hombre a la historia
con el derroche de sueño que los griegos dan a los sentidos,
todo lo que me susurra en esta placida tarde de octubre
en mi silencioso y empinado sendero de intimo placer.
Será el sabor de mi boca,
dulce y amarga en la soledad,
que se resguarda ante el dolor incesante
de la erosión del tiempo
y el deambular transitorio de miles de miradas
que ciegas, se alejan sin ver en Taormina
la esencia de la vida labrada entre sus piedras.





Gracias, Antón



Como últimamente me ha dado por colgar poemas sensuales y desnudos femeninos -¿ qué mejor cosa puede haber?- alguién dijo en Zaragózame que me empezaba a parecer a Antón Castro -¡qué mas quisiera yo!-. No pude contener las ganas de comentárselo al propio Antón. Y lo hice, claro, acompañando el correo de algunos poemas -sensuales, claro-. Amable y generoso, como siempre, Antón ha colgado un par de esos poemas en su blog, acompañados de unas hermosas fotos. Le doy desde aquí las gracias por ello y os dejo los enlaces por si queréis leer los poemas y ver las imágenes: "La concupiscencia, según Fernando Sarría" y "Marina de amor". La foto que cuelgo se la he tomado al propio Antón de este segundo post.

sábado, 20 de octubre de 2007

FotoPoema -75


Río III



No he mirado el curso de las palabras

que Heráclito forzó al mirarte

y que le hizo sentir el largo devenir del tiempo:

cubierta huella húmeda de soledad.


Después de la pasión


Fotografía tomada de www.debenport.com

viernes, 19 de octubre de 2007

Día mundial contra el cáncer de mama

Hoy es el día mundial contra el cáncer de mama...después de la hermosa foto de mi post anterior pienso que lo menos que puedo hacer es poner la noticia...que ninguna mujer sufra esta enfermedad terrible por ignorancia o dejadez.

jueves, 18 de octubre de 2007

Sólo en tu cuerpo



Fotografía tomada de www.debenport.com



Sólo en tu cuerpo cabe mi añoranza

y el salado sabor de la victoria.

Hay deseos que los años

dejaron entregados en mis labios

y como el mar traen en su marea

el aroma y la fragancia

que tu piel resguarda para mi boca.

miércoles, 17 de octubre de 2007

Poemas de un viaje : Siracusa






Mirada a Siracusa



De los rincones excavados
por el hombre y por el tiempo,
se han desolado mis ojos.
Siento la memoria colectiva de un pueblo
transitando por sus piedras
sin la heredad regia de los sueños.

Quizá todavía Dionisio, cruel tirano,
guarde un oído desde el averno maldito
donde la historia le encadena,
para escuchar nuestras palabras
y consolarse de su triste soledad:
esa que debe dejar el abrazo eterno de los muertos.


martes, 16 de octubre de 2007

FotoPoema- 74


Río II


Te miro embelesado.

Casi te conozco día a día.

Pasaré sobre ti ciego y herido

y mi sangre será un nuevo afluente de tu terca ira.



fotografía de Miguel Ángel Latorre

Cumpleaños de un ángel...

Quería ponerte la canción de J.M.Serrat, la de "Decir amigo", pero no la he podido encontrar, ya sé que esa canción casi te la tenía que dedicar INDE, amiga tuya de andanzas y juventud, pero en el poco tiempo que hace que nos conocemos creo que algo hermoso junto con las palabras nos une...un beso.
Este ha sido otro encuentro Serrat y Neruda.

Charlie.


lunes, 15 de octubre de 2007

Poemas de un viaje : Selinunte






Mirada a Selinunte


Sabe la vida de dar y quitar
y en el idilio con la piedra el hombre se redime.
¡Cuantas palabras y silencios han cubierto un templo!
La historia se escribe con la gubia y el cincel,
argamasa de sueños y debilidades,
miedos y poder,
como si detrás de cada columna milenaria
un hombre dejara sus preguntas para siempre
¿para qué sirve el amor si somos mortales?
¿qué nos trae la noche y su memoria si mañana vuelve el alba?


Un lugar puede ser un paraíso o un infierno,
este sitio se revela extraño,
fue un paraíso de caudalosos ríos
y hoy se resiente en la soledad de un páramo.

domingo, 14 de octubre de 2007

FotoPoema- 73


Un río-I


Deshazme en la inconsciencia de tu fuerza,

entre las piedras que aligeran tu paso.

Hay un verso imposible entre tus manos

y tú lo abandonas sin saberlo.



Fotografía de Miguel Ángel Latorre

Silvio Rodriguez...pequeña serenata diurna.

Siempre hay algo por lo que merece la pena ser feliz y pedir perdón.



sábado, 13 de octubre de 2007

Un regalo que me han hecho

Javier López Clemente, me ha regalado una nueva manera de ver un poema mío. Gracias, muchas gracias. El poema se titula "Estar solo".


Para una que tiene alma...Andaluces de Jaén

Como hay canciones con las que también se puede llegar a la fuente de los encuentros...besos y abrazos de un amigo.

viernes, 12 de octubre de 2007

Palermo






Palermo


Si viajas a una ciudad y llegas a una plaza octogonal, con cuatro fuentes en las que cada una representa una estación del año, y aparece la figura de una santa patrona que se asienta en la azotea de cada una de las fuentes, y desde esa plaza se enmarcan los setecientos cincuenta metros alrededor que dan pie a las cuatro puertas que abre la ciudad al resto del mundo, uno puede creer que allí, en ese cuadrado de oro, están la razón, el pensamiento de unos hombres, un gran sentido que la puede hacer navegable, transitable para una persona que viene de lejos. Pero luego, la realidad se hace palpable señuelo y un caos armonioso y bullanguero convierte el cuadrado en un laberinto siciliano del que apenas serás capaz de asimilar algo en tan poco tiempo como vas a estar en ella.

Quizá tengas poder de abstracción y entre la desmembrada ciudad encuentres alguno de sus edificios simbólicos, que son muchos y hermosos, que te seduzcan, y entre las certeras ruinas de un mundo pasado recuperes las flores de la historia, o el más sutil de los helados te haga olvidar que te rodea un hervidero indefinible de personas con las palpitaciones y la voz a muchas más revoluciones que las tuyas.

Será Palermo una fruta madura, y entre las miradas oscuras y profundas de sus habitantes y sus trajes de domingo, en las inenarrables bodas diarias con reminiscencias casi póstumas que serpentean ante la mirada del viajero, siempre hay una pregunta, un aroma que no se puede describir con las palabras. Hay que viajar allí y respirar para cuadrar el círculo.

Acto poético de La Caja Nocturna




El primer día de mi regreso, después de una presentación poética llevada a cabo por MV en el ámbito cultural de El Corte Inglés con sendos libros de Luis Luna Y Francisco Cenamor recorrimos el Coso Bajo para acudir al siempre recordado “La Vía Láctea” donde los amigos de la Caja Nocturna prepararon un serio y emotivo recital poético.
Esta vez y aunque sólo pude quedarme a la mitad se puede decir que salió redondo y que merecen Eduardo y Diego todo el apoyo tanto de nosotros como de alguna institución.
Oí leer a Diego Palmath, a Octavio Gómez y a Jesús Jiménez.
Me gustaron los tres, pero me emocionó Jesús, quizá porque su poesía este más cercana a mis ideas poéticas.
Larga vida a la Caja Nocturna.

jueves, 11 de octubre de 2007

Poemas de un viaje: Palermo


Estampa del puerto de Palermo.


Hay un hombre dormido
y una mano que mece el mar
en el azul oscuro de sus ojos cerrados.
Hay un día desteñido de estío
con el color brillante de las gaviotas
y la somnolencia de los barcos
que han renunciado a volar
mientras permanecen silenciosos en los viejos muelles.
La tarde es un fiel e inmóvil reflejo de tantas otras
en la que los sueños se dispersan entre las nubes blanquecinas
y en el suelo yacen pintadas de amores imposibles:
“tre metro sopra il cielo”.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Tu espalda



Fotografía tomada de www.debenport.com


Me habré deshecho en preguntas que tu espalda conoce,
como mis manos saben de tu piel
y mis labios cubren tus recodos más ocultos.
Siempre somos algo más y algo más esperamos del otro.
Cada noche desnudamos las palabras
y entregadas a las sombras
las tomamos en sorbos de deseo,
en ese silencio apenas percibido por el otro respiramos
y seguimos el sendero del azar
que la noche deja entre sus derribados muros.

martes, 9 de octubre de 2007

Nunca podrá ser mi amante

Fotografía de José Antonio Melendo



Quien no se haya abierto a la tenue luz de las calles,
soportado el beso profundo de los faros
y soñado en silencio
con el suave camino de una piel,
nunca podrá ser mi amante.

Trae la noche olor a espliego
y una cadena de susurros
que ahuyenta las sombras.
Allí, casi al borde del último rayo de sol,
ha quedado una pregunta,
y aunque el icono de la luna
se reúne con el llanto de la lluvia,
nadie que nos impida respirar
tendrá derecho a calmar el otoño
y dejarse besar por mis labios.

viernes, 5 de octubre de 2007

Desde Pompeya, para todos



Hemos llegado a Napoles (sin acento porque no me aclaro en este teclado). Os dejamos una postal pompeyana, llena de vida y color.

Programa Electroletras

Con versos en la noche

Mi lista de blogs

Seguidores

Vídeos de poesía para perdidos

Ahora en youtube

Los poemarios

Los poemarios
© (Copyright) Fernando Sarría de todos los contenidos originales de este blog, excepto cuando se señale otro autor.

Archivo del blog